Análisis del ciclo vital de una iglesia local

Análisis del ciclo vital de una iglesia local

por Kevin Feliciano Vega

Analicé las características de la iglesia local la cual tengo el privilegio de pastorear por los pasados doce meses. Dichas características fueron contrastadas con el material del ciclo vital de la iglesia provista por el profesor Jiménez. Cabe reconocer que nuestra iglesia acaba de celebrar 73 años de establecida en la comunidad donde ubicamos, aunque somos una iglesia activa y de presencia en la comunidad lo cierto es que luego de tantos años es importante conocer el lugar donde nos encontramos y hacia donde nos movemos en los próximos años.

Para poder comprender nuestro lugar en el ciclo vital evaluamos cada uno de los 4 principios para la vida de la iglesia, los cuales son: visión, relaciones, programa y administración. Se analizó cual es la interacción de estos 4 principios dentro de la vida de la iglesia. También se evaluó ese análisis hecho con cada una de las 10 etapas que forman el ciclo vital de la iglesia para poder llegar a una conclusión concreta. Una vez identificamos la posición donde nos encontramos dentro del ciclo pudimos establecer cuales debían ser nuestras acciones o estrategias para lograr una revitalización de ser necesaria.

Los resultados obtenidos a raíz de este análisis fueron sorprendentes para mí, siendo uno de los pastores de la iglesia. Los resultados de este análisis, luego de contrastar la información enviada por el profesor acerca del tema fueron los siguientes: Nuestra iglesia local se encuentra en la etapa 7 del ciclo: envejecimiento. Esto debido a que la dinámica que rige la iglesia en cuanto a su forma de trabajar, respaldo a actividades y prioridades constituye el siguiente patrón: vRpA. En este momento nuestra iglesia centra sus esfuerzos en mantener las relaciones como comunidad de fe y muestra una administración bien fortalecida. La programación de la iglesia necesita reinventarse con el fin de ser atractiva para todos los sectores. La visión no es clara o básicamente inexistente ya que la mayoría de los líderes desconoce si hay una visión y que dicta la misma si existiera. Además los líderes que entienden hay una visión no pueden definir la misma por lo que no se tiene una ruta o plan de trabajo definido para los próximos años.

A partir de estos resultados podemos concluir que la iglesia local necesita pasar por un proceso de revitalización. Para el mismo, primeramente, se discutirá con el liderato de la iglesia (incluyendo al consejo del pacto, otros líderes de la iglesia y a las personas de influencia dentro de la congregación) la presentación sobre el ciclo vital de la iglesia para que puedan llegar a sus conclusiones y compararlas con los resultados de nuestro estudio personal. Segundo, se establecerá cual será nuestra visión de trabajo por los próximos años y se le hará conocer para poder encontrar nuestra ruta de trabajo. Finalmente, se trabajará con la programación de la iglesia para que la misma sea atractiva y cumpla con las necesidades de todos los sectores que constituyen nuestra comunidad de fe. De esta forma estaremos entrando en un proceso de revitalización de la iglesia que nos permitirá movernos dentro del ciclo vital para extender nuestra vida de iglesia de una manera eficaz.

Kevin Feliciano

Kevin Feliciano

Acerca de Pablo Jiménez

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es pastor, conferenciante, escritor, editor de libros teológicos y profesor en el área de teología pastoral, particularmente de homilética y predicación.
Esta entrada fue publicada en Liderazgo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *