Reseña: Líder de 360º de John Maxwell

 Reseña: Líder de 360º de John Maxwell

Por Kevin T. Feliciano Vega

Introducción

Todos pensamos que es imposible poder influenciar a otros al no ser que ocupemos una posición de liderazgo o supervisión dentro de la organización a la que servimos. Si bien es cierto que el trabajo del liderazgo es uno arduo, también es cierto que intentar ser líderes en una posición secundaria lo es aún más. Sin embargo el que una tarea sea difícil no significa que la misma sea imposible. Si permitimos que nuestros miedos e inseguridades nos consuman jamás lograremos realizar cambios tangibles a nuestro entorno.

Existe una gran cantidad de mitos y desafíos a los que nos enfrentamos a diario en nuestro intento de ser agentes de cambio e influencia, es por eso que necesitamos buscar las herramientas necesarias para evitar que esos mitos y desafíos nos imposibiliten al momento de trabajar en pos de la visión que ha sido establecida en nuestra organización.

Ante la necesidad de esas herramientas, el escritor Norteamericano y fundador de varias organizaciones de liderazgo, John Maxwell, nos presenta esta importante pieza que nos sirve de inspiración a muchos y nos da las herramientas y claves para ser líderes sin importar nuestra posición. Maxwell nos presenta la importancia de influenciar a otros desde una posición central, influenciar en 360º, todo y a todos los que nos rodean con el fin de llevar a cabo la visión establecida. A través de este libro su autor nos muestra como vencer los mitos y desafíos que encontramos a diario en este caminar hacia el éxito de nuestra visión invitándonos a ser líderes de 360º.

Reseña

El libro de John Maxwell, Líder de 360o, nos confronta con los grandes retos que existen en nuestro entorno. El libro nos muestra la realidad del liderazgo y las falsas ideas que existen en cuanto a la imagen del líder. En este libro se desarrolla el tema de liderazgo desde el punto de vista de aquellas personas que no son líderes y que se han colocado, ellas mismas, obstáculos para poder desarrollarse como líderes en sus diferentes empresas u organizaciones. Maxwell afirma que el liderazgo es influencia y que podemos influir desde cualquier lugar donde estemos. Es decir para Maxwell podemos influenciar nuestro entorno sin la necesidad de estar ubicados en una posición de mando.

Eso precisamente es un líder de 360º, es una persona que puede asumir una posición de influencia sin la necesidad de tener un puesto alto dentro de la organización. Un líder de 360º tiene la capacidad y las herramientas pertinentes para dirigir en cualquier dirección desde su posición, tanto a las personas que están por debajo de él o ella en la línea de mando, como a sus iguales y hasta sus superiores. Los temas principales que desarrolla Maxwell en su libro son los siguientes: Los desafíos que enfrenta un líder de 360º, los mitos de dirigir una organización desde una zona intermedia y los principios básicos de un líder de 360º.

El propósito principal de este libro, así como la mayoría de los libros escritos por John Maxwell, es ofrecer las herramientas necesarias a los líderes potenciales o a aquellos que aún desconocen sus capacidades como líderes para que puedan comenzar a ejercer su vocación desde la posición donde están. A su vez rompe con mitos que existen los cuales plantean que el liderazgo solamente puede ejercerse desde una posición de mando o supervisión. Maxwell plantea que el 99% de toda la responsabilidad de liderazgo está sujeta a la zona intermedia dando importancia a las funciones de la zona intermedia en las organizaciones.

De acuerdo con la filosofía planteada por Maxwell a través de su escrito, podemos plantear una tesis que se da manifiesta a través de su libro. Para Maxwell un líder de 360º puede influenciar desde una posición intermedia a toda su organización y de esta manera ser visto como un modelo a seguir, ser un líder. El libro nos presenta algunos principios básicos y la forma en que podemos ser líderes no solo de nuestros subordinados, también de nuestros compañeros y los líderes que nos supervisan en la organización para la cual servimos. Esta tesis planteada por Maxwell es muy importante y pertinente en nuestros tiempos y se puede aplicar a cualquier organización, ya sea en el carácter secular o en la vida de iglesia. Precisamente para nosotros los líderes de las iglesias, es importante, ya que debemos motivar a las congregaciones a que asuman posturas de liderazgo, ser modelaje para ellos así como Jesús es el modelo de nosotros, de esta manera los incentivamos a que desde el lugar donde están puedan marcar la diferencia de manera positiva. Es importante recordar que son los miembros de una congregación quienes llevan sobre sus hombros la tarea de sostener la visión del cuerpo de Cristo con sus recursos, habilidades y talentos.

A través del libro podemos ver como Maxwell presenta una serie de ideas y defiende las mismas mostrándonos los modelos básicos de liderazgo a través de una serie de desafíos y principios fundamentales. Cuando Maxwell nos presenta los desafíos que enfrentan los líderes nos da como lectores un reflejo de las experiencias que vivimos al momento de ser líderes en especial en una zona intermedia sintiendo soledad dentro del proceso como líderes en una zona central. Entre las ideas que proyecta Maxwell esta el enfrentarse a varios de los desafíos que todos en algún momento dado hemos tenido como por ejemplo: la tensión, la frustración, la lucha interna, entre otros. Cada uno de los desafíos que nos presenta Maxwell nos lleva a reflexionar sobre la importancia de reconocer que nuestro trabajo sin importar la posición donde estemos va a hablar por nosotros y va a proyectarnos como agentes de influencia. Uno de los desafíos que más llamó mi atención fue el desafío de la visión pues proyecta uno de los grandes conflictos que tenemos los líderes al momento, donde tenemos que lidiar con el conflicto que crece en nuestro interior y debemos, tal y como nos dice el libro, apoderarnos de la visión, aunque no sea de nuestra creación.

Para poder ser efectivos en nuestra manera de liderar a otros es muy importante que cambiemos nuestra manera de pensar. Es decir si queremos influenciar positivamente a otros nuestra tarea primordial no es querer lucir, nuestro reto primordial es dirigir a los lideres que nos supervisan, ser líderes de influencia de forma lateral, con nuestros compañeros y al mismo tiempo dirigir a aquel personal que está a nuestro cargo.

El Líder de 360º es un libro de tono secular en su gran mayoría, el mismo no es un libro que directamente presente grandes preceptos bíblicos sin embargo, través de los diferentes principios que nos muestra, podemos visualizar los mismos dentro de algunos personajes bíblicos, aunque no se mencionen en el libro. Aunque cabe mencionar que algunos de los principios que establece el autor son principios que podemos ver en los evangelios así como en el libro de proverbios. La idea como hemos mencionado anteriormente es que todo líder innato puede ser de influencia desde la posición donde se encuentre. Por dar un ejemplo, el libro nos lleva a influenciar a otros desde un punto central, no desde una posición de mando. En la Biblia hay muchos personajes que fueron de influencia desde una posición secundaria y esto los llevó a ser líderes en su posición. Entre los personajes que podemos mencionar esta José, que logró ser de influencia para todo un país, aún sin ser el gobernador del mismo. Otro ejemplo que podemos mencionar son los discípulos, Jesús era quien lideraba el grupo, sin embargo ellos fueron personajes de influencia en su tiempo, Timoteo y Tito fueron precursores de la visión de Pablo desde una posición secundaria y ganaron un gran respeto por parte de las comunidades a las que fueron enviados.

El libro de Maxwell presenta varias ideas que afirman muchos otros autores que trabajan acerca del tema de liderazgo. Por ejemplo, Banks, Robert & Bernice Ledbetter en su libro: Reviewing Leadership: A Christian Evaluation of of Current Approaches nos muestran como el liderazgo es la manera en que una persona influencia positivamente una persona o institución para lograr cambios. Precisamente esa es la teoría principal de Maxwell en este libro, como una persona sin importar el lugar donde se encuentre tiene unas características que marcan influencia a otros. Existen otras ideas como ideas de autores como Covey donde da el beneficio en el que todos pueden ganar en un proceso de liderazgo efectivo que puede apreciarse de manera indirecta en el libro. Maxwell utiliza materiales de autores como Marshall que han sido personas de influencia entre muchos otros.

Este libro es uno de gran importancia para todo aquel que muestre interés en crecer dentro de una organización. El libro busca que todo el que está en una posición secundaria pueda sentirse identificado con los mitos y desafíos del libro, todos en algún momento dado, en una posición secundaria, hemos experimentado estos mitos y desafíos. Sin embargo el libro busca que rompamos con esos mitos, venzamos los desafíos y trabajemos con cada uno de los principios que nos muestra para alcanzar ser personas o líderes de influencia en el lugar donde estamos aunque no sea un lugar de supervisión. Los cierto es que el libro busca que podamos influenciar a toda una organización desde una posición secundaria respondiendo a nuestra vocación de líderes, no tan solo del sector subordinado que podamos tener, sino que podamos convertirnos en lideres de nuestros supervisores y compañeros de trabajo que se encuentran en una posición similar a la de nosotros. Esto sin que rechacemos la visión presentada por los líderes o supervisores, más bien siendo agentes que transmitan y apoyen la visión. Sobre todo debemos ser tener cuidado que en el intento de influenciar a otros nuestro ego no afecte nuestro trabajo y relaciones, por lo que debemos tener claro que nuestro trabajo será nuestra carta de presentación, será nuestro esfuerzo hacia lograr el cumplimiento de la visión establecida lo que nos convertirá en agentes de influencia. Por lo que estoy convencido que la idea presentada por Maxwell en este libro es una eficaz y pertinente para todos los que de una manera u otra servimos como líderes.

Conclusión

Ser agentes de cambio en el lugar donde estamos es una de las tareas más difíciles que enfrentamos, en una sociedad que se mueve y crece aceleradamente es imprescindible que podamos motivar a otros, sin importar la organización para la que trabajamos o servimos para que se cumpla con los estándares y objetivos de la misma. De esta manera podemos motivar a otros a cumplir plenamente con las responsabilidades inherentes de cada cual y podemos motivar a que se logre la meta principal de toda organización la cual debe ser el que se cumpla con la visión que se ha establecido. Todos queremos aportar en este sentido, sin embargo no podemos perder de perspectiva que no necesitamos ocupar una posición para poder lograr este objetivo. Podemos convertirnos en líderes de 360º, agentes de cambio e influencia que impactemos nuestro entorno, sin afectar el trabajo de los demás. Podemos ser líderes en una posición secundaria de aquellos que nos supervisan, de nuestros compañeros y de las personas a las que nosotros supervisamos. En fin nuestra influencia debe ser en todas las direcciones, de manera positiva y eficaz.

Kevin Feliciano

Kevin Feliciano

Acerca de Pablo Jiménez

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es pastor, conferenciante, escritor, editor de libros teológicos y profesor en el área de teología pastoral, particularmente de homilética y predicación.
Esta entrada fue publicada en Liderazgo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *