Cae la noche – Devociones – 17 de marzo

Cae la noche y es tiempo de conectar con Dios

Leamos una porción bíblica y oremos al Señor. Comencemos la oración reconociendo que Dios es grande y amoroso. Continuemos presentando en oración a las personas que amamos, a nuestras amistades y familiares. Después presentemos en oración nuestras propias vidas, rogándole a Dios que nos de lo que nos conviene, no lo que deseamos. Terminemos la oración alabando a Dios, en el nombre de Jesús. AMÉN

#caelanoche #DrPj

Lectura Bíblica: Marcos 15.1-25

Jesús ante Pilato

En cuanto amaneció, y luego de reunirse los principales sacerdotes, los ancianos, los escribas y todo el tribunal para ponerse de acuerdo, ataron a Jesús y se lo llevaron a Pilato. Éste le preguntó: «¿Eres tú el Rey de los judíos?» Y Jesús le respondió: «Tú lo dices.» Los principales sacerdotes lo acusaban de muchas cosas, así que Pilato volvió a preguntarle: «¿No vas a responder? ¡Mira de cuántas cosas te acusan!» Pero Jesús ni aun así respondió, lo que sorprendió mucho a Pilato.

Jesús sentenciado a muerte

En el día de la fiesta Pilato acostumbraba poner en libertad a un preso, el que la gente quisiera. Había uno que se llamaba Barrabás, que estaba preso con sus compañeros de motín porque en una revuelta habían cometido un homicidio. Cuando la multitud se aproximó, comenzó a pedirle a Pilato que hiciera lo que acostumbraba hacer. Pilato les preguntó: «¿Quieren que ponga en libertad al Rey de los judíos?» 10 Y es que Pilato sabía que los principales sacerdotes lo habían entregado por envidia. 11 Pero los principales sacerdotes incitaron a la multitud para que Pilato soltara más bien a Barrabás. 12 Pilato les preguntó: «¿Y qué quieren que haga con el que ustedes llaman Rey de los judíos?» 13 Y ellos volvieron a gritar: «¡Crucifícalo!» 14 Pilato les decía: «¿Pues qué crimen ha cometido?» Pero ellos gritaban más todavía: «¡Crucifícalo!» 15 Pilato optó por complacer al pueblo y puso en libertad a Barrabás; luego mandó que azotaran a Jesús, y lo entregó para que lo crucificaran.

16 Los soldados lo llevaron al interior del atrio, es decir, al pretorio, y llamaron a toda la compañía. 17 Lo vistieron de púrpura, le colocaron una corona tejida de espinas, 18 y comenzaron a saludarlo: «¡Salve, Rey de los judíos!» 19 Lo golpeaban en la cabeza con una caña, y lo escupían, y doblaban las rodillas para hacerle reverencias. 20 Después de burlarse de él, le quitaron la ropa de púrpura, lo vistieron con sus propios vestidos, y lo sacaron de allí para crucificarlo.

Crucifixión y muerte de Jesús

21 A uno que volvía del campo y que pasaba por allí lo obligaron a llevar la cruz. Ese hombre se llamaba Simón de Cirene, y era padre de Alejandro y de Rufo. 22 Llevaron a Jesús a un lugar llamado Gólgota, que significa «Lugar de la Calavera». 23 Le dieron a beber vino mezclado con mirra, pero él no lo tomó. 24 Después de crucificarlo, se repartieron sus vestidos y los sortearon para ver qué le tocaría a cada uno de ellos. 25 Cuando lo crucificaron eran las nueve de la mañana.

Marcos 15.14

Marcos 15.14

Acerca de Pablo Jiménez

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es pastor, conferenciante, escritor, editor de libros teológicos y profesor en el área de teología pastoral, particularmente de homilética y predicación.

Esta entrada fue publicada en Oraciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *