Textos del Nuevo Testamento que presentan mujeres en posiciones de liderazgo

En lo personal, yo afirmo que Dios llama y capacita mujeres para ejercer el ministerio cristiano. Empero, sé que otras personas sostienen otras posiciones. Aunque diferimos, respeto su posición.

Descargue este documento en formato PDF

Ahora bien, recientemente alguien me escribió diciendo que el Nuevo Testamento no habla mujeres posiciones de liderazgo. Con respeto, le indico que eso no es correcto. A continuación presento varios textos bíblicos que mencionan mujeres en posiciones de autoridad en la Iglesia. Los textos bíblicos provienen de la Reina Valera Contemporánea (RVC). Búsquelos en su versión favorita de la Biblia.

No voy a explicar los textos a profundidad, solo le pido que ustedes los lean y los estudien con seriedad. Dejo a su criterio el peso que debe darse a estos pasajes bíblicos. Que Dios les bendiga.

Mujeres en Liderazgo

Mujeres en Liderazgo

Mujeres que seguían a Jesús

Lucas 8.1 Después de esto, Jesús andaba por todas las ciudades y aldeas, y allí proclamaba y anunciaba las buenas noticias del reino de Dios. Lo acompañaban los doce, 2 y también algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malignos y de enfermedades: María, a la que llamaban Magdalena, y de la que habían sido expulsados siete demonios; Juana, la mujer de Chuza, el intendente de Herodes; Susana, y muchas otras que los atendían con sus propios recursos.

Las mujeres proclaman la resurrección a los Once

Mateo 28.8 Entonces ellas salieron del sepulcro con temor y mucha alegría, y fueron corriendo a dar la noticia a los discípulos. En eso, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «¡Salve!» Y ellas se acercaron y le abrazaron los pies, y lo adoraron. 10 Entonces Jesús les dijo: «No teman. Vayan y den la noticia a mis hermanos, para que vayan a Galilea. Allí me verán.»

Lucas 24.1 Pero el primer día de la semana, muy temprano, las mujeres regresaron al sepulcro. Llevaban las especias aromáticas que habían preparado. Como se encontraron con que la piedra del sepulcro había sido quitada, entraron; pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras ellas se preguntaban qué podría haber pasado, dos hombres con vestiduras resplandecientes se pararon junto a ellas. Llenas de miedo, se inclinaron ocultando su rostro; pero ellos les dijeron: «¿Por qué buscan entre los muertos al que vive? No está aquí. ¡Ha resucitado! Acuérdense de lo que les dijo cuando aún estaba en Galilea: “Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado. Pero al tercer día resucitará.”» Ellas se acordaron de sus palabras, y cuando volvieron del sepulcro les contaron todo esto a los once, y a todos los demás. 10 Las que contaron esto a los apóstoles eran María Magdalena, Juana, María la madre de Jacobo, y las otras mujeres. 11 El relato de las mujeres les pareció a los apóstoles una locura, así que no les creyeron; 12 pero Pedro se fue corriendo al sepulcro y, cuando miró hacia dentro y vio los lienzos allí dejados, volvió a su casa pasmado de lo que había sucedido.

Mujeres en el liderazgo de la Iglesia Primitiva

Hechos 1.12 Entonces los apóstoles volvieron a Jerusalén desde el monte del Olivar, que dista de Jerusalén poco más de un kilómetro. 13 Cuando llegaron a Jerusalén, subieron al aposento alto, donde se hallaban Pedro, Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas, el hermano de Jacobo. 14 Todos ellos oraban y rogaban a Dios continuamente, en unión de las mujeres, de María la madre de Jesús, y de sus hermanos.

Priscila y Aquila educan en la fe a Apolos (*En la literatura griega, una mujer solo se menciona primero si es más importante que el esposo)

Hechos 18.24 Por esos días llegó a Éfeso un judío de Alejandría, que se llamaba Apolos. Era muy elocuente, y tenía un sólido conocimiento de las Escrituras; 25 además, había sido instruido en el camino del Señor, y con espíritu fervoroso hablaba y enseñaba con precisión todo lo concerniente al Señor. Pero sólo conocía el bautismo de Juan. 26 Apolos comenzó a hablar en la sinagoga sin ningún temor, pero cuando Priscila y Aquila lo oyeron, lo llamaron aparte y le expusieron con todo detalle el camino de Dios. 27 Apolos quería ir a Acaya, y los hermanos lo animaron; escribieron a los discípulos de allá para que lo recibieran y, cuando él llegó, fue de mucho provecho para los que, por la gracia de Dios, habían creído, 28 pues con mucha vehemencia refutaba en público a los judíos, y con las Escrituras les demostraba que Jesús era el Cristo.

Mujeres profetizando

Hechos 21.Al día siguiente, salimos y nos dirigimos a Cesarea; allí nos hospedamos en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete y que tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban.

1 Corintios 11.Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, deshonra su cabeza; es como si se hubiera rapado.

Febe, la diaconisa

Romanos 16.1 Les recomiendo a nuestra hermana Febe, diaconisa de la iglesia en Cencrea. Les pido que la reciban en el Señor, como merecen ser recibidos los santos, y que la ayuden en cualquier cosa que necesite de ustedes, porque ha ayudado a muchos, y también a mí mismo.

Mujeres que “trabajan en el Señor”

Romanos 16.12 Saluden a Trifena y a Trifosa, las cuales trabajan en el Señor. Saluden a la amada Pérsida, la cual ha trabajado mucho en el Señor.

Cloé, líder de un grupo en Corinto

1 Corintios 1.10 Hermanos, les ruego por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que se pongan de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer. 11 Digo esto, hermanos míos, porque los de Cloé me han informado que entre ustedes hay contiendas. 12 Quiero decir, que algunos de ustedes dicen: «Yo soy de Pablo»; otros, «yo soy de Apolos»; otros, «yo soy de Cefas»; y aun otros, «yo soy de Cristo». 13 ¿Acaso Cristo está dividido? ¿Acaso Pablo fue crucificado por ustedes? ¿O fueron ustedes bautizados en el nombre de Pablo?

Evodia y Síntique, líderes en Filipos

Filipenses 4.1 Así que, hermanos míos, amados y deseados, gozo y corona mía, ¡manténganse firmes en el Señor, amados! Ruego a Evodia y a Síntique, que se pongan de acuerdo en el Señor. También a ti, mi compañero fiel, te ruego que ayudes a éstas que lucharon conmigo en el evangelio, junto con Clemente y mis otros colaboradores, cuyos nombres están en el libro de la vida.

Requisitos de los diáconos

1 Timoteo 3.8 De igual manera, los diáconos deben ser honestos y sin doblez, no demasiado afectos al vino ni codiciosos de ganancias deshonestas; y deben guardar el misterio de la fe con limpia conciencia. 10 Además, éstos primero deben ser puestos a prueba y, si son irreprensibles, entonces podrán ejercer el diaconado. 11 Las mujeres, por su parte, deben ser honestas, y no calumniadoras, sino sobrias y fieles en todo. 12 Los diáconos deben tener una sola esposa, y gobernar bien sus hijos y sus casas, 13 pues los que ejercen bien el diaconado ganan para sí mismos un grado honroso y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.

Requisitos de los ancianos

Tito 2.1 Pero tú habla de lo que vaya de acuerdo con la sana doctrina. Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor y en la paciencia. Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en su porte y maestras del bien, no calumniadoras ni esclavas del vino; deben enseñar a las mujeres más jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas y sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

 

Acerca de Pablo Jiménez

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es pastor, conferenciante, escritor, editor de libros teológicos y profesor en el área de teología pastoral, particularmente de homilética y predicación.
Esta entrada fue publicada en Estudio Biblico y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Textos del Nuevo Testamento que presentan mujeres en posiciones de liderazgo

  1. Marlene Bell dijo:

    Gracias pastor por esa ayuda qué nos brinda siempre y son de bendición y edificación y aprendizaje para mi vida . Qué Dios lo continúe bendiciendo y dando esa sabiduría qué se qué viene de El

  2. Maribel Lorenzana dijo:

    Gracias muy bueno lo comparti en miembros de Shekinah pagina que tengo por facebook. Me congrego en la ICDDC SHEKINAH hispana en Houston Tx en el area de Katy. Soy de P.R
    También comparto “Cae la Noche”
    Bendiciones pastor le cuido el bebe a Josafat
    Y Beatriz De Jesús eran miembros en la iglesia que pastoreo .

  3. Ramon Villalpando dijo:

    Yo estoy de acuerdo con el ministerio de la mujer en la iglesia. Pienso que en michos casos el negarlo o no aceptarlo se piede deber a ignorar o no aceptar las escrituras que hablan al respecto. O tal vez el concilio o la iglesia no lo contempla en sus reglamentos internos.
    Buenos textos. Hay en el AT batios textos que lo apoyan tambien.
    Saludos

  4. Pastor Luis Bombon dijo:

    Las hnas. tienen el mismo derecho y obligaciones q los hermanos dentro de la Iglesia. La idiosincracia del pueblo ecuatoriano y principalmente dentro del pueblo indìgena se ha marginado a las mujeres o ellas mismas no han tomado con poder el amor del Señor. por eso existe estas situaciones. en mi experiencia las mujeres son los que mantienen viva el Espiritu del Señor en la Iglesia aunque estos pasen crisis.

  5. Maria dijo:

    Gracias Pastor Pablo por esta information. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *